Juguemos a programar

Esto de ser adultos no tiene mucha gracia a menos que podamos mantener vivo el instinto del niño que juega y explora. Hace algunos días, con Daniela compramos un kit (y algunos componentes extras), y ensamblamos un autito. El aparato puede detectar cambios de contrastes en el suelo, por lo que pensamos programarlo para que siga una línea oscura, curva, y aleatoria en todo su desarrollo. El primer intento de programación lo hice  con las nenas: Pensamos y dibujamos  cuales serían las posibilidades con las que se puede encontrar al auto a lo largo del recorrido, y resultaron ser cuatro.

Sigue leyendo

Trabajando en el taller

Hace algunos meses, mientras poníamos a punto los equipos del Observatorio Gato Gris, Carlos Colazo nos embaló (como es su costumbre), explicándonos técnicas y procedimientos con los que él mismo trabaja y mide objetos que se mueven por el cielo. En particular nos enseñó las que utiliza para obtener datos de asteroides lejanos, una técnica llamada ocultación de estrellas por asteroide. En dos palabras, se trata de un eclipse donde un asteroide “tapa” la luz de una estrella. Aunque parezca mentira, ese eclipse produce una pequeña y larga sombra que se proyecta en alguna parte de nuestro planeta, en un

Sigue leyendo