Juguemos a programar

Esto de ser adultos no tiene mucha gracia a menos que podamos mantener vivo el instinto del niño que juega y explora.

Hace algunos días, con Daniela compramos un kit (y algunos componentes extras), y ensamblamos un autito. El aparato puede detectar cambios de contrastes en el suelo, por lo que pensamos programarlo para que siga una línea oscura, curva, y aleatoria en todo su desarrollo.

El primer intento de programación lo hice  con las nenas: Pensamos y dibujamos  cuales serían las posibilidades con las que se puede encontrar al auto a lo largo del recorrido, y resultaron ser cuatro. Lo que hicimos después fue escribirlas con palabras simples y luego pasarlas a código C para grabarlo en un Arduino (cerebro del autito).

La experiencia fue genial ( según el padre:)). Pensar la manera de resolver un problema en equipo, proponer ideas.. aveces hasta soluciones aparentemente sin sentido, con tal de descartar o entender algo.

Tuvimos suerte y las pruebas salieron bien desde el principio, asi que ellas pudieron ver, tocar y comprobar como funcionaba ese aparatito que momentos antes habían definido en su cabeza y en la pizarra.,

Esto recién empieza y es un juego que nos divierte a todos!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *